de Stefan Sweig -Tres espíritus creadores

sábado, 8 de septiembre de 2007

Géneros literarios

Durante el proceso de creación de una obra literaria, el autor dispone los elementos constitutivos según lo que desea expresar y para ello tiene presente, más o menos conscientemente la tradición literaria al respecto. Por tanto, las obras literarios pueden clasificarse atendiendo a ciertos rasgos de identificación. Estos grupos resultantes reciben el nombre de GÉNEROS LITERARIOS.

Se suele hablar de tres géneros fundamentales:

LÍRICA

Es una profundización en el propio yo del autor. Se manifiesta lo subjetivo: emociones, sentimientos, reflexiones… Puede haber tres actitudes.

La expresión de una emoción ante un suceso.
El hecho que emociona al poeta se le aproxima en un encuentro, se convierte en un tú.
El poeta expresa sus sentimientos más íntimos.

NARRATIVA

Se configura un mundo en el que se sitúan acciones humanas. Ese mundo y esas acciones, aunque fruto de la imaginación del autor, se nos muestran como algo independizado, es decir, situado fuera de su autor. Tanto la descripción de objetos como la abundancia de episodios cobran gran importancia.

El lector puede imponer su propio ritmo a la obra, según su estado de ánimo o sus gustos puede detenerse más en un pasaje, volver atrás o pasarlo por alto.

Los elementos estructurales son:

personajes
hechos
espacio

Según la importancia concedida a cada elemento y la forma exterior del relato se pueden diferenciar estos subgéneros:

epopeya o épica
novela
cuento
epopeya

A través de unos personajes, implicados en unos acontecimientos, se recoge la vida, costumbres, creencias y sentimientos de una colectividad, de un pueblo.

¿CUÁNDO? Suele aparecer en los comienzos de la historia literaria de un país.

CARACTERÍSTICAS

En verso.
Transmisión oral.
Hechos pasados.
El autor contempla los hechos desde fuera.


Novela

CARACTERÍSTICAS

Se narra un mundo privado (en la epopeya era un pueblo).
El público es lector (no un grupo que escucha).
Los personajes son particulares (no encarnan ideas o sentimientos de un pueblo).
Se apoya en la realidad conocida, de la cual parte incluso cuando es fantástica.
En prosa.
Detallista en las descripciones, ya que es lector y no público oyente, por tanto, cuenta con más atención.

TIPOS

a) Según el predominio de un elemento de la narración:

¤ De acontecimientos:

Se retiene la atención del espectador por la variedad de lances, incidentes y episodios.
Personajes y ambientes están supeditados al desarrollo de la peripecia.
Ejemplos: policíaca, aventuras, ciencia-ficción, sentimental-amorosa.

¤ De personaje:

Se apoya en el protagonista único para analizar la evolución de un sentimiento o para ahondar en un espíritu situado en conflicto con su contexto situacional.
Ejemplo: El Quijote.

¤ De espacio:

Hay gran abundancia de personajes y episodios para mostrar la sociedad de una época.
Ejemplo: Picaresca y novelas del siglo XIX.

b) Según el punto de vista:

¤ El autor se coloca fuera:

En 3ª persona.
Puede haber dos casos:

Narrador omnisciente:

Lo sabe todo, conoce todos los acontecimientos en sus más pequeños detalles.
Hace juicios y comentarios sobre los personajes y hechos narrados.

Narrador objetivo:

Se deja actuar a los personajes sin la constante interferencia del narrador.
Se tiende más a mostrar a los personajes que a hablar de ellos.
Un caso extremo es la técnica cinematográfica: se limita a presentar al personaje a través del diálogo, de los gestos, de las acciones, como haría una cámara cinematográfica.

¤ El autor se introduce como un personaje más:

En 1ª persona.

Puede haber dos casos:

Relato autobiográfico:

El narrador se confunde con el personaje central de la novela.
Tiene gran atención el análisis de los sentimientos y propósitos del protagonista, descuidando la representación de ambientes sociales y la caracterización de los demás personajes.
Suele presentar la historia de una sola aventura, casi siempre vivida en la juventud y de profundas resonancias en la vida íntima del narrador.
Todo está subordinado a la visión del narrador.

Novela personal:

El narrador cuenta y describe acontecimientos en que ha intervenido, pero de los que no ha sido el protagonista.
Hay mayor objetividad. El narrador es sólo un testigo.

Cuento

Es una narración breve de trama sencilla y lineal.
Su contenido suele ser un breve episodio, un caso humano interesante, un recuerdo, etc.

Novela corta

Se caracteriza por su menor extensión que la novela y esto lleva consigo que el ritmo de la acción sea acelerado y también el tratamiento de los personajes.

DRAMÁTICA

Exige que unos actores representen unos acontecimientos ante un público en un espacio determinado.

¤ Esto influye en la estructuración de la obra:

limitación en el número de personajes y hechos,
el espacio no se describe sino que se ve,
aunque pueda referirse a cualquier época, a los ojos del espectador se presenta como presente.

¤ El público contempla comunitariamente la representación de la obra. Hay ciertos condicionamientos:

Mayor o menor acierto en: la puesta en escena y la actuación de los actores.
Comportamiento del resto de los asistentes.
Captación de todos los elementos necesarios para poder seguir el proceso de la representación (si hay distracción no se puede volver atrás).

¤ Se puede clasificar según tres puntos de vista:

Tragedia: La vida es sufrimiento.
El hombre cae en la lucha por mejorarla.
Los personajes son la encarnación de una actitud o una idea. Por esto son pocos los personajes.
La tensión dramática progresa rectamente hacia un clímax doloroso en el que se corta violentamente el conflicto.
El héroe trágico cae pero su actitud es la que el público acepta.

Comedia: La vida produce satisfacciones.

El hombre allana los obstáculos que se oponen a la consecución de sus deseos.
Hay más personajes y episodios que en la tragedia.
Una sostenida alegría circula a lo largo de toda la obra.
Se sabe que siempre hay final feliz.
La comicidad surge las situaciones y el lenguaje.
Drama: La vida encierra dolores y alegrías.
El hombre sufre y se siente feliz, pero es lo doloroso lo que predomina.
Se aproxima a la vida real.
Hay más personajes y episodios que en la tragedia.
Las escenas cómicas alivian la tensión.
Final suele ser desgraciado.
Ejemplo; El Caballero de Olmedo.

OTROS: ENSAYO Y PERIODISMO

En prosa.
Al servicio de la información y la opinión.
Estilo elegante.
Variedad de temas.